martes, 1 de diciembre de 2009

El Consell de Valencia elimina el requisito del graduado escolar para ser portero de discoteca autorizado

Los porteros de discoteca no necesitarán tener el graduado en ESO, ni siquiera los más básicos, para obtener el certificado que la Generalitat exigirá a partir de 2011 a este personal de seguridad. La supresión del requisito académico, anunciado ayer por la Conselleria de Gobernación y que entrará en vigor en los exámenes a portero de 2010, choca con el propósito inicial de la administración autonómica en su intento por regular esta profesión.
Después de cinco años sin desarrollar la ley, Gobernación había iniciado en 2009 los exámenes para expedir el certificado. Para poder presentarse a las pruebas era necesario cumplir dos grandes requisitos: poseer el título de la ESO, un grado medio de FP o equivalentes, y no tener antecedentes penales por delitos contra las personas o el patrimonio. Así fue en la convocatoria de junio (con 231 examinados) y así será en la prueba del 23 de diciembre, con 221 aspirantes admitidos. Pero el modelo va a cambiar.
Según informaron ayer a este diario fuentes de Gobernación, en los exámenes de 2010 se eliminará el requisito académico para acceder a la prueba. La respuesta que da la conselleria es simple: hay una gran proporción de porteros sin ningún tipo de estudios que no podrían acceder al certificado si no se cambia la normativa prevista. Un buen ejemplo se halla en la convocatoria del próximo diciembre. De los 330 solicitantes, 109 han resultado excluidos. Y la gran mayoría ha quedado fuera del examen por carecer de título académico, según datos de la conselleria.
"Si tienen experiencia laboral, en las convocatorias del próximo año no pediremos ningún título formativo para que los más rezagados puedan obtener el certificado antes del 1 de enero de 2011, fecha en que será obligatorio tenerlo", aseguraron fuentes de Gobernación.

Faltan la mitad de porteros
La Asociación de Empresarios de Salas de Fiestas, Baile y Discotecas (Aediva), calcula que en la Comunitat Valenciana trabajan "entre 800 y 1.000" porteros de discoteca, según informó ayer un portavoz del colectivo. Ello quiere decir que no se han examinado ni la mitad de los que actualmente trabajan en la Comunitat Valenciana.
El requisito académico es una barrera, según reconocen desde Aediva. Pero existen otros obstáculos. El mayor, según la asociación, es que el sector ve este nuevo certificado como "una habilitación administrativa más" que, "aunque es positiva, no soluciona el problema de fondo: hay que mejorar la formación de estos profesionales con cursos prácticos específicos para que salgan auténticos profesionales adecuados a estos puestos de trabajo", señalaron las mismas fuentes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada