jueves, 10 de junio de 2010

El número de personas sin estudios creció en Castelló durante el auge económico

Un informe del INE constata que el índice de gente sin graduado escolar o graduado en eso pasó del 10,5% en 2003 al 11,5 en 2007.


El número de personas sin estudios creció en Castelló durante el auge económico.

La bonanza económica dejó algún que otro agujero a su paso por Castelló. El número de personas sin estudios aumentó de 2003 a 2007 en la provincia. Eran los años del dinero fácil, en los que muchos jóvenes prefirieron abandonar sus estudios antes de hora para ocupar algún empleo de un entonces boyante sector de la construcción. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la cifra de gente de más de 16 años sin el graduado escolar o la ESO creció de 2003 a 2007. Así mismo con la Formacion Profesional, tanto la FP de grado medio, como la FP de grado superior y el acceso a la universidad.



El informe del INE sobre indicadores sociales constata que el «analfabetismo» educativo aumentó levemente en Castelló en la última parte de los años dorados. El organismo estatal de estadística señala que en 2003 había en Castelló un 10,56 % de castellonenses mayores de 16 años sin estudios básicos, y en 2007, un 11,11%. La media de la provincia es superior a la media autonómica (11,06%) mientras es inferior a la estatal (11,65%). Está, asimismo, por encima de la de Valencia (9,78%) y por debajo de Alicante (12,77%).

Este incremento de los «sin estudios» está relacionado con las cifras de abandono escolar. El índice de fracaso educativo roza el 40% en la provincia. Esta tasa se elevó sobre todo en la pasada etapa de crecimiento. Centenares de jóvenes con poco más de 16 años se convirtieron en trabajadores, en algunos casos muy bien remunerados. La formación profesional tenía entonces una percepción social negativa y no pudo absorber esa masa de la juventud desencantada con el sistema educativo.

También incide en la estadística del INE, apunta Laureà Puig, de FETE- UGT, el hecho de que una buena parte de inmigrantes llegados durante aquella época no tenían homologados sus estudios de sus países de origen en España, sobre todo los procedentes del Este de Europa.

El 11% de analfabetismo formativo también explica que el 60% de parados de Castelló no tenga siquiera el graduado escolar.

Ahora, paradójicamente, el alza del desempleo por la crisis económica ha despertado el hambre por la formación a decenas de castellonenses. La recesión ha posibilitado un cambio de tendencia en el índice educativo y todo hace indicar que en estos momentos éste es mayor al de 2007, apuntó Xelo Valls, delegada de Comisiones Obreras. En este curso, la demanda se ha disparado en los módulos de formación profesional, centros de adultos y cursos de acceso a la Universidad Jaume I. También en las pruebas de graduado escolar, donde se ha presentado el doble de personas en este ejercicio que en 2008/2009. En FP se han llenado sus 7.000 plazas, al igual que las 12.000 de los centros de adultos y las 1.400 de los masters de la UJI.

A este respecto, la Conselleria de Educación ha autorizado el desarrollo de 99 grupos de Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) en Castelló para el curso 2010-11. Estos planes sustituyen a los antiguos de garantía social y son una iniciativa que persigue reducir el índice de abandono en los estudios de Secundaria.
CC OO denunció, por su parte, que la Generalitat prevé reducir un 80% los profesores destinados a Programas de Compensación Educativa, que contemplan recursos para los alumnos más desfavorecidos y con mayores necesidades de refuerzo educativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada