miércoles, 5 de enero de 2011

Graduado en ESO: el fracaso escolar en las ciudades autónomas

Un estudio realizado entre el Ministerio de Educación y la Universidad de Granada ha revelado datos esclarecedores sobre las causas del fracaso escolar en las ciudades autónomas. En Ceuta se detectaron más de 5000 jóvenes, de entre 16 y 24 años que abandonaron de forma prematura los estudios, por lo que la tasa de fracaso superaría el 39%.

Con el fin de ahondar en las causas del abandono escolar temprano en las ciudades de Ceuta y Melilla, un pormenorizado informe ha identificado el perfil del estudiante que deja los estudios, a través de diferentes métodos de investigación como encuestas o grupos de discusión.

Así, el mayor porcentaje de estudiantes que abandonan los estudios lo hace a una edad de entre 16 y 17 años, fijándose la media en 15,8 para los origen árabe y en 16,5 para los de procedencia europea. En Ceuta las cifras más importantes de abandono escolar se producen en 1º y 2º de la ESO, a diferencia de Melilla, donde es en 3º de la Educación Secundaria Obligatoria. En cualquier caso, se tratade jóvenes que han tenido dificultades en Matemáticas y en Lengua Española, las dos materias básicas en cualquier sistema educativo.

De estas personas, un 73% no posee titulación alguna, el 19,6% obtuvo únicamente el graduado en ESO y un 7,5% consiguió un título concerniente a la Formación Profesional. Se trata, por tanto, de alumnos que han mostrado una escasa atención por los estudios y que lo consideran una pérdida de tiempo e, incluso, que han llegado a ser expulsados o faltas repetidas a clases o por menospreciar al profesor.

En cuanto a la media de entrada en la escuela, Ceuta mejora a Melilla, puesto que la media está en 3,31 años de edad por 3,75 en el caso de la localidad melillense. El promedio de cursos repetidos en las fases educativas es de dos años, siendo más frecuente la repetición en la ESO.

De los participantes en este estudio, casi la mitad manifiesta no haber recibido nunca, o sólo algunas veces, un apoyo por parte de los docentes en la etapa de escolarización, lo que termina repercutiendo en las calificaciones obtenidas.

En el perfil por género, las mujeres ceutíes muestran menor capacidad que los hombres para realizar cálculos y resolver problemas aunque, por contra, tienen mejores capacidades para escribir bien. Las mujeres, además, tienen titulaciones superiores. Los encuestados ceutíes, por otro lado, manifestaron en repetidas ocasiones que los profesores les tenían manía y que estos pensaban que sus clases eran una de las peores.

En relación a las características socio-familiares, hay diferencias en cuanto al hecho de querer hijos y en el caso de Ceuta se observa una destacada tendencia hacia este aspecto. Los padres de origen europeo tienen, en su mayoría, estudios de Primaria y Secundaria e, incluso, universitarios, a diferencia de los árabes, con mayores tasas de estudios de Primaria.

Motivos del abandono escolar en Ceuta



Según este informe detallado las causas de abandono se podrían agrupar en cinco aspectos fundamentales, siendo uno de los principales la falta de interés por seguir estudiando para, de esta forma, poder empezar a trabajar cuanto antes. Otro dato a tener cuenta sería el deseo de estudiar otras materias o, directamente, no querer seguir estudiando ninguna. Los problemas personales también influyen de forma manifiesta en este problema de tan difícil solución. Estos aspectos afectan más a los jóvenes de origen árabe que a los europeos. Por otro lado, los docentes de Educación Secundaria que participaron en los grupos de discusión propuestos en el libro, también se refirieron a las dificultades con la asignatura de Lengua Castellana como otro motivo para el fracaso escolar.

La inserción laboral resulta muy complicada, puesto que de la población encuestada en este estudio, tan sólo se encuentra trabajando el 30,5% y un 4,3% tiene un trabajo esporádico en la ciudad. Resulta muy significativa la tasa de los jóvenes que no trabajan, que alcanza el 62.5%. De los que sí trabajan lo hacen como empleados público, en el caso de los ciudadanos de origen europeo y por cuenta ajena sin cualificar y en otros tipos de trabajos temporales, como el Plan de Empleo, en el caso de los jóvenes de origen árabe.

Por todo ello, el estudio resume todas las propuestas dirigidas a paliar este alto abandono, donde se incluyen medidas como la participación y creación de Foros de la Educación, una de las novedades del pasado año, así como el fomento de estudios que profundicen en este tema. Asimismo, a los alumnos que han abandonado el sistema educativo o que están a punto de hacerlo se le ofrecen acciones como el aumento de cursos, donde se engloben cursos de alfabetización o de competencias profesionales. A lo largo de este curso académico se ha creado un plan específico dirigido a la mejora de los resultados del alumnado, amparado por el Ministerio de Educación, dirigido a los estudiantes que acaban de finalizar Primaria para que, de esta forman, se reduja el riesgo de fracaso y de abandono escolar en la Secundaria. A los jóvenes que han abandonado los estudios se les da orientación y asesoramiento a través de la Unidad de Orientación y Seguimiento que, en otras ciudades, ha conseguido rebajar las tasas de abandono.

Fuente: El Pueblo de Ceuta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada