jueves, 24 de noviembre de 2011

Después de la ESO, ¿FP o Bachillerato?

El ministerio anula el gran congreso nacional sobre la FP que iba a celebrar en Valencia



El Ministerio de Educación canceló ayer el congreso nacional de la Formación Profesional (FP) que iba a celebrar en el Palacio de Congresos de Valencia entre el 24 y 26 de noviembre. Este foro anunciado por el ministro Ángel Gabilondo en marzo, con el fin de acometer "el gran debate social que está pidiendo" esta etapa educativa que ha cobrado un papel estelar con la crisis, se anuló ayer vía Boletín Oficial del Estado (BOE) y sin ninguna explicación por parte del ministerio, que no respondió a las reiteradas llamadas de Levante-EMV.


Los cursos de formación profesional, con el paro azotando a más de la mitad de los valencianos de entre 16 y 25 años que quieren trabajar, han superado la barrera de los 70.000 alumnos en la Comunitat Valenciana. Desde que comenzó la crisis en 2007 hasta ahora los ciclos formativos, agrupando los ciclos formativos de grado medio y los ciclos formativos de grado superior, han ganado casi 21.000 estudiantes, tres veces más que las aulas de Bachillerato. La FP atrae a más jóvenes valencianos que el Bachillerato desde hace tres cursos.


El director general de Formación Profesional del Gobierno, el socialista valenciano Miguel Soler, firma la resolución del BOE de ayer en la que se anuncia la renuncia al concurso para la contratación del "servicio de organización del Congreso de FP que se ha de realizar en el Palacio de Congresos de Valencia entre los días 24 y 26 de noviembre".


La resolución especifica que desde la publicación el 21 de septiembre del anuncio de licitación de la organización del encuentro, que salió a concurso por 472.000 euros, hasta ahora "se han dado una serie de circunstancias, entre ellas la necesidad de hacer un mayor esfuerzo en contención del gasto público, que aconsejan posponer la celebración del congreso, sin poder especificarse en estos momentos la posible fecha de celebración".


Desde del Palacio de Congresos confirmaron que el ministerio llegó a reservar este recinto pero anuló su petición. Fuentes de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de la UGT y del Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valencia (Stepv), que aluden a información no oficial de Educación, coinciden en señalar que la anulación se debe al adelanto de las elecciones.


Gabilondo anunció el 18 de marzo, en unas Jornadas de Innovación en Formación Profesional que se celebraban en Madrid, su determinación de "convocar para noviembre un congreso de FP de toda España". Cuatro meses después, el 29 de julio, el presidente Rodríguez Zapatero anunciaba el adelanto de las elecciones al 20 de noviembre. Sin embargo, Educación siguió con los preparativos y el 21 de septiembre publicó la licitación de la organización del congreso, que se iba a celebrar cuatro días después de la cita con las urnas.
Fuentes de la Conselleria de Educación señalan que este departamento no tenía constancia de la convocatoria del evento, pero ven adecuada su cancelación pues afirman que "no tenía sentido mantener dicho congreso para después de elecciones".


Un palo más al "patito feo" de la Educación Secundaria Obligatoria


El congreso de Formación Profesional que el Ministerio de Educación iba a celebrar en Valencia, según dijo el ministro Ángel Gabilondo cuando lo anunció en marzo, era una invitación "a todos los sectores de la sociedad a debatir el futuro de la FP" y una oportunidad de "hacer visible" la importancia de esta enseñanza, tradicionalmente vista como el "patito feo" de la Secundaria. Gabilondo ya advertía del riesgo de que la FP "muera de éxito" al señalar que "no se puede promocionar y no crear plazas ni oferta suficiente de ciclos".
Así, por ejemplo, en la Comunitat Valenciana de los más de 70.000 alumnos matriculados este curso en FP, un 11,2% más que el año anterior, 4.000 no han podido acceder al ciclo elegido. Además, en septiembre de 2010, el entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se vio obligado por las presiones de la patronal a habilitar 2.100 nuevas plazas de FP con el curso ya empezado, ya que 10.000 jóvenes no habían podido matricularse en los institutos públicos por falta de oferta.


Los recortes que este curso padece el alumnado de varias autonomías llegaron con un año de adelanto a las aulas valencianas. En julio de 2010 la Conselleria de Educación que dirigía Alejandro Font de Mora elevó de 18 a 30 el número de alumnos necesarios para dividir una clase en dos, con el fin de ahorrar en la contratación de profesores. Una orden que luego rectificaría en aquellos módulos de riesgo por trabajar con maquinaria o productos químicos. A pesar de la enmienda, los sindicatos alertaron de la reducción en dos tercios los desdobles de aulas, con lo cual había unos 800 docentes menos, y los estudiantes se echaron a la calle en múltiples protestas contra los recortes con carteles de "¿FP o F1?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario