lunes, 20 de febrero de 2012

Formación Profesional contra el desempleo

La alta demanda para estudiar FP superior dejará sin plaza a cerca de 7.000 candidatos



La crisis eleva a 10.000 la cifra de trabajadores en paro y alumnos dispuestos a ampliar sus estudios que se presentarán a la prueba de acceso para optar a solo 3.200 plazas



La Formación Profesional gallega ya no tiene pupitres para todos los que desean un grado superior de FP. La crisis y la escasez de empleo dispara la demanda para regresar a las aulas y el sistema no puede absorber a todos los candidatos. Estudiar Formación Profesional, para más inri en el ciclo formativo solicitado, empieza a ser misión imposible porque, ante la avalancha, aumenta la competitividad para matricularse y el acceso se endurece. Unos 10.000 jóvenes y no tan jóvenes, según datos de la Consellería de Educación, se presentarán este año a la
prueba de acceso a la FP superior, 2.000 más que el año pasado. Optan a las 3.200 plazas que el sistema reserva para estudiantes de fuera del sistema, de modo que prácticamente 7.000 (casi un 70% de los candidatos) se quedarán fuera. Además, tienen que aprobar los exámenes de acceso, que exigen el dominio de la parte técnica y conocimientos de matemáticas y lengua equiparables a un nivel de Bachillerato.


De las 16.000 plazas para FP presencial de Grado Superior en Galicia, solo un 20% se reserva para los aspirantes que entran a través de la reñida prueba de acceso, que se ha convertido en una especie de selectividad y, este año, por primera vez, el número de presentados es superior al del selectivo de junio. Solo los estudiantes que acreditan el título de Bachillerato tienen acceso directo a un ciclo superior de FP, de hecho, la mayor parte de las plazas presenciales son para este colectivo, que en lugar de ir a la universidad optan por especializarse en un oficio. Todos los demás, trabajadores con experiencia que se quedan en paro y deciden volver a las aulas, jóvenes que son incapaces de encontrar empleo y estudiantes de grado medio de FP que quieren seguir estudiando debido a la situación económica actual, tienen que competir vía exámenes de acceso. Hacerse con una plaza por esta vía, con exigencia de nota, es tarea complicada.


¿Por qué se dispara de ese modo el volumen de candidatos en las pruebas de acceso a grado superior? Directores de los colegios que cada año en primavera organizan en sus aulas las pruebas de acceso y atienden las inscripciones hablan de cambios de tendencia y, en todos ellos, asoma la sombra de la crisis. "Se presenta mucha gente que en su momento no acabó BUP o la antigua FP2 y ahora, debido a que se queda en paro o necesita reforzar currículum por exigencias de las empresas, quiere volver a estudiar. Por otro lado, alumnos que terminan un ciclo medio y que en otra situación, como ocurría hace años, encontrarían un empleo, ahora optan por ampliar estudios con la FP Superior, lo que eleva las listas también", argumenta Josefa González Iglesias, directora del centro Valentín Paz Andrade de Vigo.


Encontrar trabajo con un título de técnico (grado medio) es prácticamente imposible en un escenario laboral con una cifra de desempleo juvenil del 40%. Por otra parte, las aulas de FP superior, con el auge de estas enseñanzas, suponen un impulso para centenares de trabajadores con años de experiencia que, en época de bonanza, no pensaban que el desempleo les obligaría a estudiar lo que en su día abandonaron porque el mercado laboral lo permitía.


Fuente: Farodevigo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada